Ulsan Motor, Concesionario Oficial Kia en Gandia (Valencia)

Noticias

Tecnología híbrida: funcionamiento y tipos

Tecnología híbrida: funcionamiento y tipos

El coche híbrido tiene dos motores: el motor de combustión interna, que funciona con gasóleo o gasolina; y el eléctrico, que utiliza baterías.

En los últimos años, han ido apareciendo más coches híbridos en nuestras carreteras, sobre todo, en el sector del transporte, pues la mayoría de los taxistas conduce un turismo híbrido. Existen dos factores para esta proliferación: el primero, el elevado coste del carburante; el segundo, el bajo nivel de contaminación que producen estos automóviles.

Los motores se controlan de forma automática y pueden llegar a funcionar los dos a la vez, pero no suele ser lo habitual. El conductor no tiene que preocuparse acerca de cuál está utilizando y solamente debe estar atento a la conducción del vehículo.

El ahorro en combustible

Se calcula que un coche híbrido consume entre un 30 o 35 % menos. Esto hace mejorar la combustión interna, ya que emplea menos energía para desplazarse.

La circulación en ciudad supone un gasto importante de combustible debido a las paradas continuas. Los automóviles eléctricos han conseguido disminuir notablemente el gasto energético, puesto que, para aumentar las revoluciones, había que incrementar la fuerza de los motores térmicos. En cambio, en los motores eléctricos, se produce la misma aceleración al iniciar la marcha que cuando se está en movimiento.

Un coche híbrido eléctrico tiene mayor eficacia en la ciudad, dado que necesita menos consumo de aceite, pues tiene menor temperatura y, además, consigue alargar la vida de las piezas que componen el vehículo.

Tipos de coches híbridos

La clasificación se basa, principalmente, en el funcionamiento del automóvil.

Híbrido en serie: el motor tradicional no está enlazado a las ruedas y su funcionamiento se basa en un generador que recarga las baterías de electricidad. Ejemplos: Opel Ampera, Chevrolet Volt...

Híbrido en paralelo: es una suma de los motores. En este caso, el motor eléctrico sirve de supletorio y le dará más potencia al motor térmico, que será el principal. Ejemplos: Honda Insight, Kia Niro...

Híbrido combinado: es el más complejo. Funcionan los dos motores por separado. El eléctrico suele moverse en el arranque. Sin embargo, el térmico solo funciona a ciertas velocidades. Ejemplo: Toyota Auris HDS.

El Kia Niro

Actualmente, el vehículo que se está comercializando es un híbrido en paralelo, pero Kia está desarrollando tecnología eléctrica para poder competir con los híbridos combinados.

El Kia Niro tiene un motor térmico de 1,6 GDI con inyección directa de gasolina y funciona en ciclo Atkinson. El motor eléctrico se compone de una batería de litio con un peso de 33 kg y capacidad para 1,6 Kwh. En su conjunto, consiguen una potencia máxima de 141 CV.

En el concesionario Ulsan Motor en Gandía puedes conducir el nuevo Kia Niro y disfrutarás de su comodidad, así como del fácil manejo de un coche híbrido.